• Raquel Mingo

PUBLICACIÓN DE NI TAN TONTA COMO PAREZCO NI TAN LISTA PRETENDO, DE RAQUEL MINGO




El 1 de de mayo salió a la venta mi último libro, NI TAN TONTA COMO PAREZCO NI TAN LISTA COMO PRETENDO, con el que también participo en el Premio Literario de Amazon.

Escribir sobre una protagonista dulce, incluso tierna, buena como las monjitas de clausura (salvo por el pequeño detalle de su obsesión por el sexo variado continuo) y enamorada hasta las trancas del mismo concepto del amor (y de un abogado muy pagado de sí mismo (que razones no le faltan, al machote) y que rehúye de los sentimientos como si de Hacienda se tratara) no ha sido fácil, lo confieso.

Sin embargo, me he reído mucho con estos dos porque, aunque parezcan muy diferentes (que lo son, no nos llevemos a engaño), también se complementan de un modo maravilloso. El problema es que esto del amor, a veces, se complica mucho. Y los seres humanos podemos ser muy obtusos.

Os dejo la sinopsis, para que entendáis mejor a qué me refiero:


NI TAN TONTA COMO PAREZCO NI TAN LISTA COMO PRETENDO


¡Holi! Me llamo Martina y soy influencer (o bloguera, según mi madre) en la revista de una amiga. No tengo por qué trabajar, puesto que soy una niña bien, pero creo firmemente en la amistad. Y en Dios, en las firmas de alta costura y en los orgasmos múltiples.

Esto último fue la razón por la que dejé a mi perfecto novio (otro disgusto para mami) y busqué con ahínco el placer que se me había negado durante años. Y vaya si me estoy resarciendo… Incluso mi vecino me echa en cara que mi dormitorio parezca una parada de taxis. ¿Será… zopenco? Ni que el suyo fuera el retiro del dalái lama.

En cuanto al amor… Hace tiempo que me prendé del abogado más arrogante y mujeriego del mundo, aunque estoy convencida de que ese hombre no es para mí.

¿Que por qué lo sé? Pues, caris, porque no soy tan tonta como parezco


Soy Creigton, el tipo por el que suspira la monjita y, quitando mi trabajo, mis amigos y mi familia, no hay nada que me tome en serio.

Si me preguntaran con cuántas mujeres he estado, mi respuesta sería contundente: «No tengo ni puta idea. Muchísimas, pero no consigo recordar a ninguna».

Sin embargo, cuando vi a Martina por primera vez, algo dentro de mí aceptó que ella marcaría un antes y un después, incluso a sabiendas de que no era mi tipo. Demasiado ingenua, demasiado enamoradiza, demasiado… todo. Es obvio que busca un novio, aunque por la cantidad de tíos que empujan entre sus piernas, más parece que esté elaborando un catálogo de pollas.

No sé qué tramará la Barbie Pijirrepipi, pero ya os digo yo que no es tan lista como pretende.


Dicen que los polos opuestos se atraen. Descubramos si es un mito o una realidad.

8 vistas
Entradas destacadas
Entradas recientes
Buscar por etiquetas