• Raquel Mingo

MOMENTOS ROBADOS AL TIEMPO PARA SOÑAR


Ya no tengo tiempo para leer. Esa es ahora mi realidad. Y la prueba está en que la última vez que publiqué mis lecturas fue hace siete meses.

Me da una pena tremenda porque nunca nada me ha hecho disfrutar tanto como un libro abierto sobre mis muslos, con la certeza de que me sumergiré en un mundo por completo difetente al que tengo frente a mis ojos en ese momento.

Y mucho me temo que la cosa no hará más que empeorar en los próximos meses, así que habrá que exprimir esos minutos como si fueran horas, porque no pienso renunciar a mi pasión...

Aquí tenéis mi reducida pero exquisita colección: ALGUNAS MENTIRAS, de Nuria Rivera, LA GEEK Y EL HIGHLANDER, de Isabel Jenner, EL DILEMA DE ELSA, de Begoña Bambín, NUNCA ES DEMASIADO PRONTO PARA DECIR TE QUIERO y ME LLAMO FINA Y ESTOY GORDA, de Antonio Sánchez, MALDITAS LAS ROSAS, de Sofía Ortega, EL RETIRO DE DIÓGENES, de Agustín de las Heras, MI MUJER PERFECTA, de V. Towers, TENÍA QUE SER YO, de Chris de Wit, CON LA MUERTE EN SUS TACONES, de Iris Romero, UNA MUJER EN EL CRUCE DE LOS ANDES, de Nidia Restovich y CLANDESTINO POR TI, de Cecilia Bellizzi.

Gracias a todos por ayudarme, con vuestro arte, a hacer más llevadero mi día a día. Ha sido todo un placer impregnarme de vuestras historias.

Me voy a permitir repetirme, porque la última vez dije algo que, modestia aparte, me pareció muy adecuado. Esta solo es una pequeña muestra de lo que la escritura puede ofrecernos. De todos nosotros depende seguir fomentándola, comprando de manera legal y opinando sobre nuestras lecturas. De otro modo, en un futuro no muy lejano, para soñar cada uno tendrá que recurrir a sí mismo.

Y esto de inventar historias y personajes chulos, como todo, tiene su intríngulis.


0 vistas